Minería a infierno abierto II

Como reza el dicho “Segundas partes nunca fueron buenas”, pero hablamos en un sentido diferente al que se suele dar a esta frase, ya que tras el primer escrito Minas a infierno abierto hemos estado indagando un poco más en el tema y cuando rascas un poco la superficie, encuentras que la verdad es mucho más cruda de lo que cuentan, y entiendes que el modelo que nos proponen de ecocapitalismo es inviable, la transición energética tiene que pivotar sobre un cambio de mentalidad y de sistema social. Pero vamos por partes y comencemos por lo que sabemos e intentamos hacer una proyección a futuro, sin entrar a definir cómo debe llamarse o ser ese nuevo sistema, aunque daremos pautas claras de cual deben ser los cambios que debe implementar la sociedad desde lo local, pero a nivel global.

Como decimos, comenzamos a trabajar en buscar formas o mejor dicho propuestas que hablaran de minería consciente y respetuosa con el medio ambiente, intentando encontrar una transición energética dentro de una economía circular… Y lo primero que descubrimos es que es inviable la economía totalmente circular, las personas que defienden esta opción hablan de economía en espiral, ya que entre vuelta y vuelta siempre hay una necesidad de extracción de materiales de la naturaleza y daños al medio ambiente inevitables.

Pero bueno, después de esta primera decepción seguimos buscando intentando encontrar alguna opción aunque fuera experimental, que pudiera servir de referencia para desde ella comenzar a construir esa transición energética tan mentada por todos como la solución a la contaminación y la emergencia climática, una opción que nos llevara a esa transición energética en la que todos viviríamos con la misma calidad de vida, me refiero a coche aparcado debajo de cada casa, la cuales está equipada con todo tipo de electrodomésticos, además de servicios públicos para los que son necesarios una intensidad energética muy alta para mantenerlos.

Y durante esta búsqueda llegamos a encontrar este video que compartimos a continuación, y que fue la guinda, ya habíamos entendido que el modelo de vehículo privado está muerto, sabíamos que tenemos que hablar de mix en todo, mix energético porque necesitamos diferentes fuentes de energía, mix de movilidad porque pasaremos a un modelo de transporte público y vehículo compartido, mix alimentición porque debemos de dejar de consumir tanta carne y buscar otras fuentes de proteínas… Pero el video nos tumbó el mix energético y sin energía todo lo demás es difícil, por evitar la palabra imposible.

Enlace externo de youtube al canal de La Casa Encendida

Como podéis ver vosotros mismos en esta sesión sobre sobre la transición energética y la minería. En la que participan en la mesa, en primer lugar Alicia Valero que nos ofrece una visión muy diferente sobre la minería y las diferentes necesidades de minerales que necesita las energías renovables, que nos obliga a mirar hacia la minería de vertedero y el reciclaje que puede aportar a la transición energética lo que ya no puede conseguir del subsuelo, ya os digo que el futuro pinta mal.

En segundo lugar Juantxo lópez de Uralde que nos ofrece una visión más política, y por último la visión del activismo de Santiago Martin-Barajas que nos pide que olvidemos la visión idílica de la minería de siglos pasado, ahora la minería es un infierno a cielo abierto que se come literalmente las montañas para extraer unos pocos gramos de metal de cada tonelada de tierra.

Esto está creando cientos de historias de gentes que ven amenazada su forma de vida por proyectos minero, pero queremos centrar la mirada en una publicación aparecida en CTXT Contexto y Acción que nos cuenta una de estas historias, artículo que os recomendamos y del que cojemos un extracto que creemos ilustra muy bien lo que estamos intentando advertir.

El agua vale más que el litio.

Sin entrar a considerar los múltiples puntos ciegos que implica la ficción de la electromovilidad particular como base de una movilidad sustentable, centrándonos en el caso del consumo hídrico del litio y tomando como base el caso de la explotación del Salar del Hombre Muerto por parte de Livent, podemos dimensionar el efecto exterminista del patrón de electromovilidad actualmente en gestación. Hoy, Livent consume 135 m3 de agua por cada tonelada de litio carbonatado que exporta; las 20.000 tn anuales de litio cuestan 2.701.000 m3 de agua. Y si consideramos que la empresa proyecta alcanzar las 60.000 tn anuales en los próximos años, eso significa triplicar el drenaje hídrico que efectúa la empresa en una región extremadamente árida, donde la población nativa vive por gracia de haber aprendido a administrar el agua escasamente disponible para la satisfacción prioritaria de sus necesidades vitales.

 Horacio Machado Aráoz en Ctxt.es

Esto hablando solo del agua, si centramos la mirada en la cantidad de diésel necesaria para la actividad de la mina, nos damos cuenta de lo insostenible del proceso. En este punto quiero hacer una mirada retrospectiva sobre otra entrada Comienza el colapso energético. Sabemos que la minería necesita de energía para funcionar, y la maquinaria pesada le gusta el diésel que ya hace años llego a su Peak oil particular en 2018, sabemos que el petróleo del fracking no sirve para producir diésel. Esto hace que la sociedad tenga que plantearse si prefiere tener un coche eléctrico o usar el diésel para mover los tractores de los agricultores, esos mismos a los que les quieren quitar el agua que necesitan para regar nuestros alimentos.

Y si no tenemos vehículos privados para movernos a nuestros trabajos que están ubicados en lugares donde tienen problemas con el abastecimiento de energía y otros productos necesarios para su actividad,. Entonces la sociedad también se tendrá que plantear el facilitar los movimiento migratorios hacia los lugares que puede producir energía más eficientemente, le tocará también hablar de eliminar toda actividad electrointensiva que no ofrezca un retorno social importante, y por supuesto eliminar toda actividad de esas sin sentidos que hacemos… Como la obsolescencia programada, los productos de un solo uso, la producción de objetos orientados a las modas y el consumismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Alterna Coop V.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a DonDominio que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.